Las enfermedades del husky siberiano a pesar de su linaje de selección tan estricta son algo a tener en cuenta al adquirir uno, ya que algunas de estas son hereditarias y puede que cuando adquieras tu cachorro no sea visible.

Una de las enfermedades del husky más comunes al igual que en las razas grandes es la Displasia de cadera.

La displasia de cadera es un proceso degenerativo de la articulación de la cadera que si es tratado a temprana edad cuando aun son cachorros o incluso antes del año de edad puede ser corregida mediante una cirugía.

Los factores que permiten la aparición de la displasia de cadera es el componente genético del perro, si el animal no posee genes para la enfermedad, el perro no tendrá este problema, si los padres y antecesores transmiten este defecto, el cachorro no necesariamente mostrará problemas de movimiento de modo claro.

La displasia de cadera sólo se diagnostica mediante una radiografía de la articulación y en una posición específica, que permite valorar el estado de la cadera y el fémur.

Otros de los factores que influyen en el empeoramiento o agravamiento de la displasia de cadera son los siguientes:

  1. Exceso de ejercicio en animales muy jóvenes ( se sobrecarga la cadera y el desgaste articular excesivo acelera la aparición del problema).
  2. Factor obesidad (sobrecarga de la cadera).
  3. Factor sobre nutrición (sobra grasa, sobra minerales, esto provoca un desarrollo óseo excesivamente rápido, que favorece la aparición de defectos estructurales).

Para poder detectar estas enfermedades del husky es importante siempre poner mucha atención a los movimientos de nuestro peludo, algunos de los síntomas son:

  • Corre como conejo (salta con las extremidades traseras).
  • Se sienta de modo extraño, lateralizado o lentamente.
  • Se rehúsa a subir escaleras.
  • A veces cojea de una pata trasera.
  • Mueve las caderas de modo extraño al caminar.

En cuanto a la forma en que afectan estas enfermedades del husky su vida diaria las más comunes son las siguientes:

  • Hiperactividad (no corren ni saltan por todos lados).
  • Apatía y resistencia al ejercicio (se rehusan a los paseos o caminatas).
  • Conductas agresivas sin causas aparentes (sienten dolor).
  • Rechazo al contacto físico en ciertas zonas del cuerpo.
  • Rehusarse a hacer ejercicios de adiestramiento que fuercen la cadera (saltos, pararse echarse y levantarse muchas veces, etc.).

Afortunadamente casi todas las enfermedades del husky siberiano tienen tratamientos y pueden ser corregidas o curadas, en el caso de la displasia dependiendo del grado de displasia, la edad del perro, y la parte de la cadera que presente degeneración, así como el nivel de la misma.

Se puede conseguir una buena mejoría con un tratamiento conservador que incluye condroprotectores, restricción del ejercicio, que el perro se mantenga delgado, pero pueden llegar a necesitar cirugía.

Otras de las enfermedades del husky mas comunes son las oculares entre, y existe un mito que dice que los perros de ojos azules son mas propensos a tenerlas.

Las cataratas juveniles se pueden identificar cuando el cristalino se vuelve opaco, y no permite el paso de la Luz dentro del ojo, produce ceguera en animales muy jóvenes (requiere intervención quirúrgica).

Por otro lado el glaucoma hace que el líquido que mantiene la forma del globo ocular, no puede renovarse y el ojo se hincha, aparece entre los 3-4 años de vida este tratamiento largo y complejo y desafortunadamente no siempre ofrece buenos resultados.

Aproximadamente a la edad de un año de vida del husky se puede llegar a presentar la distrofia de córneas, la parte transparente y visible se vuelve opaca. También al año de vida es común que se manifieste la Atrofia progresiva de la retina, el perro comienza a manifestar mala visión nocturna, evoluciona a ceguera total.

En cuanto a las enfermedades del husky con un componente hereditario en el área de la piel está la distrofia del folículo piloso que afecta a la calidad del manto, se comienza a perder el pelo de guarda, el más largo y duro dejando el subpelo o lana a la vista, suele empeorar claramente en verano con la muda, para mejorar durante la estación fría, termina por afectar a todo el cuerpo, con excepción de la cabeza, al principio es un problema estético, pero termina afectado la resistencia al frío y calor.

Otro trastorno un poco mas leve es la dermatitis por carencia de zinc, es un defecto en la absorción intestinal del zinc, aún cuando este aparezca en la dieta en cantidades suficientes, esté se encarga del mantenimiento de las estructuras cutáneas, en su ausencia el perro presenta un problema de picor más o menos intenso, con la pérdida localizada del pelo en las uniones mucocutáneas (ojos, labios, orejas) codos y testículos.

El tratamiento para este mal es suplementar la dieta con importantes cantidades de zinc, durante un tiempo y a veces de por vida y ayudar a la resolución de las lesiones mediante suplementos de ácidos grasos

Ademas de todos los ya mencionados hay otro tipos de problemas hereditarios como la epilepsia, la parálisis de laringes y el lupus que en caso de que un husky siberiano los posea no debe ser cruzado para evitar heredar estos males.

 

Leave a Reply