El ciclo del celo es algo que se presenta en la gran mayoría de los mamíferos, sin embargo cada uno lo tiene de manera diferente.

El periodo de celo en las perras nos indica que nuestra peluda podría reproducirse si nosotros la dejásemos, es decir, ya está físicamente preparada para ser mamá.

En el caso de las perros salvajes y de las lobas, se hace presente el primer celo hacia los 24 meses (2 años incluso en algunos wolfdogs de mediano contenido), mientras que en el husky siberiano como en la mayoría de perros domésticos se presenta entre los 6 y los 8 meses de edad.

Esto no quiere decir que esta edad es la indicada para llevar a cabo la cruza, puesto a que no es lo mismo que la perra en celo esté físicamente preparada, a que su desarrollo sea el óptimo.

Éste último llegará sin duda a los dos años de vida, en caso de perros mini y pequeños al año y medio, a los medianos y grandes a los 2 años como es el caso del husky y a los perros gigantes después de los años y medio logran su madurez.

Por lo que esta será la edad mínima e ideal para cruzar a nuestra perra, a sus dos años de edad ya habrá concluido su desarrollo físico y mental además de que se reducen considerablemente los riesgos de complicaciones durante la gestación e incluso en la crianza de los cachorros.

El ciclo del celo o ciclo sexual de las perras se compone de las siguientes tres partes y es importante identificar cada una de ellas si queremos llevar a cabo una cruza:

  • Proestro: la duración promedio del proestro es de entre 4 y 15 días, con un promedio de 8 a 10 días.
    En este tapa se observan pérdidas sanguinolentas por la vulva y los labios valvulares se hinchen y endurecen y, aunque la hembra y ya traen machos debido a la presencia de feromonas que estimulan los receptores olfatorios del macho, permite que la huelan pero aún rechaza la monta o actividad sexual alejándolo a través de gruñidos, marcaje y cubrimiento de su zona genital.
    Algunas perras tienden a orinar con mayor frecuencia, escapar o ser insistentes en sus paseos habituales.

 

  • Estro: Por su parte el estro tiene una  duración es variable, entre 5 y 10 días aproximadamente posteriores a proestro.
    El Estro no es otra cosa más que el inicio del celo, este es marcado por la aceptación del macho, es decir, la hembra estará receptiva.
    El sangrado continuar con menor intensidad, la vulva presenta mayor hinchazón y es más blanda al tacto, en esta etapa se produce la ovulación lo que significa que la hembra será fértil y si es montada por el macho seguramente quedará preñada.
    Pasado este periodo la hembra mostrará rechazo al macho nuevamente. La perra con frecuencia muestra inquietud.
    En algunas ocasiones presenta anorexia (inapetente) o polifagia (apetito excesivo), también presenta polidipsia (aumento de la sed) y poliuria (orina con mayor frecuencia).

 

  • Diestro: Esta parte del ciclo en promedio dura 60 días. La hembra estará más tranquila e incluso podría ganar peso. En el caso de que se haya dado la monta y la perra quedara preñada, en este periodo se dará la gestación, el parto y la lactancia, si no hubo montar será un periodo de reposo sexual, no se presentan cambios hormonales, síntomas particulares ni alteraciones en el comportamiento. En algunos casos las hembras que no fueron montadas podrían llenar de leche sus mamas, anidar objetos como si fueran sus cachorros, transportar los mismos y darles calor, Es decir generan lo que conocemos como un embarazo psicológico.

Una vez concluidos los tres puntos anteriores del celo, se presenta una cuarta y última pero no menos importante etapa.

Anestro: su duración es variable, entre 5 y 10 meses, comprende desde el término del diestro hasta el inicio del próximo celo, o el periodo comprendido entre dos ciclos de actividad sexual.
Es una etapa de descanso hormonal, es decir, no se presentan manifestaciones reproductivas de ningún tipo, la hembra no muestra interés por los machos ni los machos son atraídos por las hembras.

Si tienes en mente realizar una cruza con tu peluda en celo, te invitamos a que leas nuestros pasos previos a considerar antes de cruzar a tu husky.

2 Comments

  1. Saul C. Lemus 21 mayo, 2018
  2. Zamyra 15 octubre, 2019

Leave a Reply